World Clock

Find the correct time anywhere in the world.
The clock below shows GMT. Accuracy depends upon having fast broadband.

Agnihotra on 'Gavisa' Farm in Togo, West Africa

Marco Brutschin (Fotos a la derecha con su amigo, el agricultor Komla, en Togo, África) comparte su
experiencia:

       "Mi amigo agricultor, Komla de Togo, África, me contó que a pesar de la sequía actual después de haber empezado con el Agnihotra llovió fuerte en su finca, sin embargo en los alrededores nada.
También le ha ayuda muchísimo con su salud.
Le pedí escribir algo de sus experiencias con Agnihotra para el Boletín Homa y aquí son extractos de esta carta de Komla:"

" El suelo está muy pobre. Lo hemos comprado porque no hemos podido encontrar un mejor lugar al lado de un río. Practicando y aplicando todo nuestro conocimiento de la agricultura orgánica, hemos siempre intentado de mejorar este suelo muerto.
   Cuando vino Marco Brutschin (de Alemania) en enero de este año, nos dio una formación sobre la agricultura biodinámica y nos
enseñó la técnica del Agnihotra (Foto abajo de la Finca Gavisa). Dijo que el Agnihotra podría ayudar a revitalizar el suelo, entre muchas cosas más. Como soy un buscador, he tomado en serio las enseñanzas de Marco y con la llegada de las primeras lluvias en marzo he visto un fenómeno insólito:
   Había un poco de pequeñas manchas de insectos en toda la granja. He consultado a otros agricultores porque no sabía lo que era eso. Uno de ellos me explicó que eso eran unos insectos que solo se encuentran en tierras muy fértiles de montañas o de bosques y que le parecía curioso de verlos en una tierra tan infértil. En cinco años es la primera vez que los veo por aquí y creo que el fuego
Homa ha jugado un rol importante en su apariencia.
       Con otro problema también me ayudó la práctica de Agnihotra y es que desde el 2014 he soñado frecuentemente sobre mi propia muerte. Como muchas veces he tenido sueños premonitorios, esto empezó a perturbarme psicológicamente.

Antes de irse del Togo, Marco hizo el Agnihotra en nuestra finca, seguido por una meditación. Él nos dejó todos los materiales para poder continuar con esta práctica. Entonces comencé a hacer el Agnihotra y la meditación por las mañanas y las noches, aunque no todos los días, pero en menos de una semana pude constatar que ya no tenía estos sueños perturbadores y malos. Y hasta hoy día sigue así."

Share this Share